Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

martes, 8 de agosto de 2017

Santo Domingo y los dominicos


Hoy, 8 de agosto, se celebra la fiesta de santo Domingo de Guzmán (1170-1221), fundador de los dominicos u Orden de predicadores hace 800 años. Su lema de vida es: «Contemplari et contemplata aliis tradere», que significa ‘contemplar y dar a otros lo contemplado’. Y también: «Laudare, benedicere, praedicare», que significa ‘alabar, bendecir y predicar’.

En el mundo son unos 6000 frailes, presentes en 50 países, de los que unos 500 viven en España repartidos en unos 40 conventos.

Desde sus orígenes estuvieron unidos a la Inquisición y a la persecución de herejes y brujas, por lo que han pedido perdón en algunas ocasiones.

Al mismo tiempo, han dado a la Iglesia grandes personalidades, como santo Tomás de Aquino y el papa san Pío V. 

También han dado al mundo grandes defensores de los derechos humanos, como Bartolomé de las Casas y Antón de Montesinos. El dominico Francisco de Vitoria es considerado el fundador del Derecho Internacional.

También fue dominico el beato Angélico, patrón de los pintores y artistas, que está enterrado en la basílica de santa María sopra Minerva de Roma, de la que he hablado en esta entrada.

Igualmente, fue terciaria dominica santa Catalina de Siena, de la que he hablado otras veces y he recogido un texto suyo en esta entrada.

De santo Domingo escribió el beato Jordán:«Como la alegría brillase siempre en su cara, fiel testimonio de su buena conciencia…con ella se atraía fácilmente el afecto de todos; cuantos le miraban quedaban de él prendados». Y también: «Consideraba un deber suyo alegrarse con los que se alegran y llorar con los que lloran y, llevado de su piedad, se dedicaba al cuidado de los pobres y desgraciados».

Oremos. Te pedimos, Señor, que santo Domingo de Guzmán, insigne predicador de tu palabra, ayude a tu Iglesia con sus enseñanzas y sus méritos, e interceda también con bondad por nosotros. Por nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

He dedicado otras entradas a santo Domingo y a sus grados de oración. Pueden consultarlas haciendo un click sobre los títulos:

Santo Domingo de Guzmán (8 de agosto). Breve biografía del Santo.

Modos de orar según santo Domingo de Guzmán. Los nueve grados de orar que el Santo enseñó a sus frailes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario