Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Hoy cumplo 50 años


Hoy cumplo 50 años de vida y 30 de consagración religiosa en el Carmelo, dos números redondos para hacer evaluación de lo vivido hasta ahora.

Nací en la villa episcopal de el Burgo de Osma, un lugar marcado por la historia, en el que las piedras hablan de un pasado glorioso: restos arqueológicos de la ciudad celtíbera y romana, castillo musulmán, catedral y murallas de la Edad Media, universidad renacentista, etc.

Soy el quinto de cinco hermanos y tengo muchos tíos, primos y parientes, por lo que los encuentros familiares eran frecuentes y gozosos durante mi infancia, con unos que cantaban y otros que tocaban instrumentos.

En mi pueblo había numerosos sacerdotes, seminaristas y religiosos, por lo que la vida social estaba marcada por las celebraciones litúrgicas, que se vivían con mucha participación y fervor. (Las cosas han cambiado mucho desde entonces).

Con 17 años me trasladé a Zaragoza, con intención de estudiar la carrera de derecho, pero pocos meses después la dejé para entrar en el Carmelo descalzo, convencido de que a eso me llamaba el Señor.

Hice el postulantado en Valencia y el noviciado en Úbeda, consagrándome a Dios el mismo día que cumplía 20 años de edad.

Estudié filosofía en Valencia y teología en Roma. Después hice un año de práctica pastoral en Zaragoza, adonde recibí la ordenación sacerdotal en 1992.

Mi deseo era convertirme en misionero y me preparaba para trasladarme a Burkina Faso, aunque algunos problemas de salud no me lo permitieron. 

Aprendí de san Juan de la Cruz que de nada me sirve dar a Dios lo que yo quiero si no le doy lo que él me pide. Yo quería ser misionero en África, pero él tenía preparados otros caminos para mí. Su voluntad se va manifestando en mi historia y voy aprendiendo a descubrirla.

Como el provincial no podía mandarme a África, me envió cuatro meses a Estados Unidos, a dar una mano en nuestro convento de Oklahoma City. Allí me abrieron la mente a nuevos horizontes y me robaron el corazón. Después he tenido ocasión de volver en varias ocasiones.

Ese fue el primero de mis viajes a tierras americanas, en las que me siento realmente en mi casa y en las que conservo muchos y muy buenos amigos.

Regresé a Roma para especializarme en teología sistemática o dogmática. Después he estado destinado en distintos lugares de España y del extranjero. 

Gracias a Dios, me he sentido a gusto en todos los conventos a los que me han mandado y en todos los sitios he encontrado gente estupenda con la que compartir la fe y la esperanza, por lo que sigo dispuesto a ir donde la gloria de Dios me llame.

De momento, estoy destinado en el Carmen de Burgos, donde comparto la vocación con otros nueve hermanos de varias edades.

En la misma casa, pero formando comunidad aparte, hay otros veinte hermanos mayores y enfermos, que me dan ejemplo de paciencia y de abandono en las manos del Señor. En su momento, ellos dieron su vida a Cristo y solo esperan el momento de encontrarse con él cara a cara.

A lo largo de estos años he vivido muchas experiencias positivas y algunas negativas, momentos de gozo y de dolor, días de gracia y de oscuridad.

El Señor me ha acompañado en todo momento, haciéndose presente de muchas formas, perdonándome, fortaleciéndome, consolándome, bendiciéndome. Hoy solo puedo darle gracias por todo lo vivido hasta ahora.

No sé cuánto me queda por delante. Varias veces he estado a las puertas de la muerte, y hasta ahora siempre he vuelto a recuperarme. Tengo un gen defectuoso, que a veces está más tranquilo (como ahora) y a veces me da más guerra... 

De momento, leo y oro, de vez en cuando barro el pasillo, doy una mano en la atención pastoral de mi iglesia, escucho a unos, animo a otros, escribo en este blog... y me abandono en las manos de Dios, en cuya misericordia confío.

33 comentarios:

  1. Gracias por su precioso testimonio y muchas felicidades. Paolo.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡FELICIDADES P.Eduardo por sus 50 años y, por sus 30 de consagración religiosa!!!, el SEÑOR es perfecto hasta en los números. DIOS lo bendiga con muchísimos años más, bajo su mano amorosa y misericordiosa. Lo guíe por los senderos que le tenga destinados. La Virgen lo proteja, lo lleve de su mano y, sea su fortaleza ante las dificultades de la vida, lo animé en los momentos de lucha y, le conceda la santidad. Salud Padre de cuerpo y alma. Y un abrazo con Jesús y María.
    ¡¡¡FELIZ DIA!!!
    �� Rosa

    ResponderEliminar
  3. Bonita biografía Padre cuanto me ayudan sus letras.Le agradecería que repase mucho por mi.
    Feliz día de cumpleaños

    ResponderEliminar
  4. Querido p. Eduardo, Muchas Felicidades en este dia tan especial para usted y para todos los que le queremos.
    Quel el Señor le siga Bendiciendo abundantemente!

    ResponderEliminar
  5. Precioso testimonio de un gran cristiano. Felicidades y a seguir sirviendo muchos años.

    ResponderEliminar
  6. Muchas felicidades Padre, que Dios le bendiga y guarde. Pido por Ud. para que el Señor le conceda todos sus deseos y le mucha salud. Isabel Ercilla

    ResponderEliminar
  7. Bendigo a Dios porque un día lo llamó a este ministerio, ya que yo me beneficio bastante de él. Doy gracias porque todavía quedan en la Iglesia buenos pastores que nos ayuda en nuestro camino de fe, que no es siempre fácil ser fiel a Cristo. No se preocupe si algún día por problemas tecnológicos todo su blog se perdiera, solo en el cielo sabrá a cuántas personas y en cuántos problemas difíciles ha ayudado ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  8. Querido e importante guía para todos los que le seguimos , quiero expresarle en estas pocas palabras , el mas sincero , afectuoso y cariñoso saludo de onomástico y darle infinitas gracias a Dios , por mantenerlo entre nosotros y le ruego a el , lo siga haciendo por mucho tiempo más , Dios le bendiga por siempre , Padre amigo , Feliz Cumpleaños !!!!!

    ResponderEliminar
  9. Un fuerte abrazo padre por éste día tan especial.
    muchas Bendiciones y que el Señor le de muchos años más de vida.

    ResponderEliminar
  10. Felicidades Padre! Que desirle? Bueno aunque e tenido apenas un par de veces para charlar con usted y algunas ocaciones escuchandole cada vez que esta en Dallas le e aprendido yá varias cosas profundas y hermosas y eso sin contar con las muchas bendiciones que se quedan con uno de aquí de su blog...Me emociona y me da mucha alegría tenerle como amigo,El Señor me a regalado bellos detalles en mi vida simple y cotidiana y Su amistad considero que es uno de ellos.Le deseo de todo corazón que éste día sea muy especial de esos que dejan huella,que Dios lo guarde de todo mal y le regale la Vida eterna...Ojalá y nos visitara nuevamente para la Novena de La Virgen de Guadalupe,Felicidades Nuevamente Padresito...magali.

    ResponderEliminar
  11. Bonita biografia y testimonios de vida. Muchas gracias por ello, Padre Eduardo, y por su magnifico blog y comentarios, que tanto nos ayudan. Los 50 años son los nuevos 40, no se preocupe, se lo digo yo. Que pase un dia tan redondo de cumpleaños y de aniversario de profesion, muy, muy feliz, y que el Señor le de mucha salud y muchos años de vida para bien de la Iglesia, de la Orden y de las almas.

    ResponderEliminar
  12. He conocido a muchos hermanos del Carmelo en el convento caravaqueño y por diversas razones guardo un buen recuerdo de todos ellos, pero de ti amigo Eduardo guardo un recuerdo muy especial por tu generosidad y servicio a los demás, acudiste al tanatorio el día que falleció mi Padre y juntos rezamos por el, eso jamas lo olvidare. Doy gracias a Dios por haberte conocido y muchas felicidades por este medio siglo de vida y por los 30 años de dedicación a los demás. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Un abrazo carinoso Padre Eduardo y mis mejores deseos de Felicidad y Salud. Quiera el Padre seguir pidiendole que continue ayudando a sus ovejas con tanto afecto, vocacion y sencillez como lo hace. Gracias por acercarnos como hermanos. Que tenga muchos dias hermosos!!!!

    ResponderEliminar
  14. Usted tiene una vida parecida a la de Teresa de Lisieux.Que bendicion.

    ResponderEliminar
  15. Bonitas, sencillas y profundas palabras que sintetizan la trayectoria de tu primer medio siglo de vida ¡A por el segundo! Ya acabó tu práctica. "Et dixi:nunc coepi"

    ResponderEliminar
  16. tanti auguri di Buon Compleanno! Dio ti benedica.
    un abbraccio
    Daniela

    ResponderEliminar
  17. Gracias Padre Eduardo por con partir su vida con nosotros...
    Dios le de muchos años de vida llenos de salud corporal y Espiritual...
    Atte. Ruth P.

    ResponderEliminar
  18. Felicidades, x favor continúe esta labor tan próspera, es usted una bendición para nosotros!

    ResponderEliminar
  19. Felicidades. Que el Señor le conceda muchos años más para ser testigo de Su Amor.

    ResponderEliminar
  20. Felicidades por su cumpleaños y su aniversario de consagración! Hemos aprendido tanto con usted y participar de sus peregrinaciones es una bendición, que el Señor le siga dando esa fortaleza que requiere y nos pueda seguir guiando como usted bien lo sabe hacer. Alina Sáenz

    ResponderEliminar
  21. Dios, que en infinita misericordia le concedió la vida hasta hoy, lo siga bendiciendo con los dones que le ha regalado al servicio de su obra de salvar almas. " Feliz cumpleaños en Cristo Jesus"

    ResponderEliminar
  22. Muchas felicidades en sus 50! ruego a DIos que le de unos 50 más para beneficio de todos los que le queremos, le admiramos y le seguimos en el blog. No le olvido aunque hace varios años que vino a Puerto Rico. Muchas bendiciones de Jesús y María. ABrazos de Paz y Bien. Diana V. Cintron, OFS

    ResponderEliminar
  23. P. Eduardo: Feliz cumpleaños y felicidades en sus 30 años de consagración religiosa.
    Que Dios todopoderoso y la Virgen María lo cuide y lo proteja siempre.
    Gracias por sus enseñanzas, su paciencia con nosotros, el amor que nos dedica su tiempo para nuestro crecimiento espiritual.
    Que Dios le llene de mucha sabiduría, y muchas gracias por sus consejos.

    Un abrazo fraterno.
    Neil -

    ResponderEliminar
  24. Muchas felicidades padre, que el Señor lo colme de gracia y bendición. Gracias por todo lo que nos comparte. Unidos en oración.
    Paz y Bien
    Fray Israel Porras OFM

    ResponderEliminar
  25. GRACIAS JESUS POR REGALARNOS A ESTE PADRE te pido que nos mandes unos cuantos como el

    ResponderEliminar
  26. Gracias
    P.Eduardo por su entrega. MUCHAS felicidades y que el Señor le conceda el regalo de enviar más PP. CARMELIAS.
    Le enviamos oración y cariño, desde Valencia

    ResponderEliminar
  27. Benedíctvs qvi venit in nómine Dómini, Un gran abrazo padre y que Dios lo siga guiando tan atinadamente, y espero que pronto regrese a tierras americanas y nos visite en México, saludos desde Michoacán México.
    Un carmelita de corazón.

    ResponderEliminar
  28. Silvia martinez r.23 de abril de 2017, 4:21

    Hoy encontré en internet su enseñanza del salmo 23,y es la primera vez que leo de usted,de verdad Gracias

    ResponderEliminar
  29. ¡¡Muchas felicidades!! Padre, que le Señor le siga bendiciendo y que le siga dando su gracia su fuerza para hacer tanto bien. Que dios le Bendiga

    ResponderEliminar
  30. Esta noche con mi cariño:"El Encuentro con Dios es un Amor que "abraza" (y "abrasa") tiernamente a la criatura; y ésta, alcanzada y seducida por ese Amor, se dispone afectiva y efectivamente a dar una respuesta igualmente amorosa concretada en el mejor servicio. El abrazo dispone para el servicio. Los dos son indispensables". (Xavier Quinzá)

    ResponderEliminar